Apuntes, 5 de noviembre de 2012

En su libro de conversaciones con Richard Burgin, Isaac B. Singer afirma que el ser humano está pobremente dotado de sentidos, pero equipado, en cambio, con una rica paleta de sentimientos.

Creo que en nuestra relación diaria con los demás, el diálogo se establece entre sentimientos antes que entre palabras. Lo que se produce no es en realidad un intercambio de frases, sino un choque entre estados de ánimo. Y lo peor es que sólo un determinado número de combinaciones conduce al éxito de esa comunicación. Tú llegas con el corazón alegre y yo te recibo con una amargura o un humor destructivo del que no eres causante, pero que terminará distorsionando nuestra conversación y haciendo imposible el entendimiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: