Apuntes, 20 de noviembre de 2012

Georges Perec escribió su libro La desaparición  sin utilizar en ningún momento la letra e.

Pero una cosa es el virtuosismo y otra la renuncia a estructuras gramaticales que no sólo complican la narración, sino que nos obligan a decir más de lo necesario.

Siguiendo esa pauta, creo que deberíamos hacer literatura sin emplear el subjuntivo. A él recurrimos sobre todo para formular hipótesis o comparaciones, expresiones con las que a menudo pretendemos impresionar al lector y con las que, sin embargo, le aburrimos sin llegar a conmoverle nunca.

Sí, las formas verbales del pretérito, el presente y el futuro de indicativo deberían bastarnos para contar una historia. Tiene que ser suficiente con escribir que”ella vivía” o que “él se fue” o que “ella me necesita” o que “yo te querré siempre”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: