Apuntes, 19 de marzo de 2013

Nuestro piso, nuestra habitación, son también el camerino donde todos los días nos preparamos para salir a escena. Cada mañana intentamos convertirnos otra vez en individuos presentables, volvemos a hacer de nosotros mismos un artificio nuevo. Es bueno que sea así. Y es que, si se nos ocurriese comparecer ante los demás tal como somos en casa, sin habernos arreglado antes, les asustaríamos como monstruos de feria.

En Una hermosa doncella, de Joyce Carol Oates, la joven Katya visita por sorpresa a Marcus Kidder, el elegante y simpático caballero de pelo blanco que conoció en el paseo, y se encuentra con un anciano tembloroso y sin peluca.

Anuncios

Un pensamiento en “Apuntes, 19 de marzo de 2013

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: