Apuntes, 23 de mayo de 2013

Hay lugares donde nunca nos encontramos cómodos del todo, que generan en nuestro ánimo una mezcla de inquietud y ansiedad. Son espacios construidos en principio para hacernos felices y en los que, sin embargo, surge una versión triste o apagada de nosotros mismos. Pueden ser los bares, ciertas tiendas o cualquier ciudad alabada incluso por su belleza.

En el primer volumen de sus Diarios, Iñaki Uriarte escribe: “No sé estar en San Sebastián”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: