Vamos

Venga, ven, estamos más cerca
de lo que piensas.
Aún no hemos dicho te quiero,
pero nos hemos mirado con interés.
Tú has oído cosas de mí
y yo me he fijado en cómo hablas.
Sé que no es suficiente,
que no es todavía lo que esperas,
pero es una forma de empezar,
algo muy parecido a lo que fue.
Intentas adivinar qué viene luego,
pero, ¿y si no viene nada?

Vamos, ven, es más sencillo
de lo que crees.
Basta con que caminemos juntos,
que nos cojamos la mano al andar.
Tú querrás conocerme mejor
y yo me alegraré cuando lo hagas.
Supongo que hay otras cosas,
algo distinto en alguna parte,
pero acepta que esto no es poco,
que es casi una manera de ser.
Te preguntas cómo va a terminar,
pero, ¿y si lo nuestro no acaba?

Blog de WordPress.com.