Apuntes, 1 de agosto de 2013

Hay un tipo de “hipocresía” social gracias al cual podemos convivir con los demás sin necesidad de recordarles sus defectos ni escuchar sus opiniones sobre nosotros como personas. Sin embargo, con lo que se hace, construye o crea debemos ser implacables, en la crítica de todo eso no debería haber espacio para la misericordia.

En su libro Notas del Crepúsculo, Josep Pla escribe: las alusiones a la verdad son un buen modo de terminar las conversaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: