Apuntes, 15 de agosto de 2013

Los niños son un colectivo de seres inocentes, pero también un estamento de sabios poco conscientes de su sabiduría. Por eso, a la hora de pedir consejo sobre lo que debemos hacer, no es a los ancianos a quienes habría que acudir, sino a los niños. Son sus juicios sobre nosotros los que debemos considerar y sus ideas disparatadas las que deberíamos poner en práctica.

En su biografía sobre Flannery O´Connor, Brad Gooch recoge la siguiente frase de la escritora: The weight of centuries lies on children.

Anuncios

Un pensamiento en “Apuntes, 15 de agosto de 2013

  1. Observar a los niños es un descubrimiento maravilloso,hay que desarrollar sus capacidades y quererlos.A los ancianos debemos hablarles…
    Pedir consejo a nadie

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: