Apuntes, 29 de agosto de 2013

Pienso que a la belleza de los paisajes le falta algún elemento para conmovernos. No es vida ni acción, pues en la Naturaleza también ocurren historias, sino más bien lo que viene después, algo que está más allá de los acontecimientos. Quizá sea esa mirada de perplejidad que tienen los hombres hacia todo lo que les pasa.

En su novela Carol, Patricia Highsmith cuenta cómo fue un enero en Nueva York, la sensación que quedaba una vez que sucedían las cosas, y escribe: Cualquier acto humano parecía desvelar algo mágico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: