Apuntes, 30 de octubre de 2013

El recuerdo, el mecanismo de la memoria, es tan perfecto como proceso de reciclaje que puede salvar, sublimar incluso la experiencia más anodina o la más desagradable. Sí, el recuerdo es ese vínculo al que alude Rilke cuando, al contemplar cierto paisaje durante un viaje, escribe sin estar convencido del todo: Me falta la línea sensible que convierte la impresión en vivencia.

Apuntes, 20 de octubre de 2013

Hay una edad en que ya sabemos todo de nosotros mismos, en que nos conocemos para siempre. A menos que ocurran grandes catástrofes o situaciones muy trágicas en las que sí saldría un personaje insólito, nuestro repertorio de gestos y actitudes se repite en un ciclo monótono que ya no cambia. Y, sin embargo, a veces confiamos en que surja un yo inédito al encontrarnos con personas nuevas, un yo sorprendente venido de no sé dónde y capaz de devolvernos parte del entusiasmo. Sí, tenemos la esperanza de que haya más tipos dentro de nosotros, figuras que estén en el camerino dispuestas a actuar, que aún no hayan entrado en escena.

En su libro El viajero del siglo, Andrés Neuman escribe: Pero al escuchar el organillo, su pasado metálico, a Hans le pareció que alguien, otro anterior a él, se estremecía en su interior.

Apuntes, 12 de octubre de 2013

Nuestros vecinos cometen a menudo el error de creer que, como vivimos en el mismo pueblo, urbanización, barrio o escalera, somos igual que ellos. Pero su estupidez no se queda ahí. Ocurre que, cuando por fin se dan cuenta de que tenemos costumbres, hábitos, ideas o gustos distintos, se sienten de repente ofendidos. Sí, cuando se enteran de que comemos a una hora diferente o que nos hace gracia otro tipo de chistes, se consideran víctimas de una especie de traición.

En su relato Las lunas de Júpiter, Alice Munro hace decir a uno de sus personajes: Decidí que quería ver a alguien que no tuviese parentesco conmigo y que no esperase nada en especial de mí.

Apuntes, 2 de octubre de 2013

En literatura, la forma bella, la expresión formalmente bella es un anticipo del significado. En la frase, en las palabras poéticas, hay una intuición de sabiduría y de lucidez. En cierto modo, la verdad literaria empieza a mostrarse y a ser a través de esas expresiones, es bella mucho antes de tener sentido.

Blog de WordPress.com.