Apuntes, 30 de octubre de 2013

El recuerdo, el mecanismo de la memoria, es tan perfecto como proceso de reciclaje que puede salvar, sublimar incluso la experiencia más anodina o la más desagradable. Sí, el recuerdo es ese vínculo al que alude Rilke cuando, al contemplar cierto paisaje durante un viaje, escribe sin estar convencido del todo: Me falta la línea sensible que convierte la impresión en vivencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: