Apuntes, 27 de febrero de 2014

Tenemos que estar a la altura de nuestra imaginación, de lo que imaginamos. No podemos correr el riesgo ni permitirnos el lujo de que, cuando por fin se haga realidad lo inventado por nosotros, cuando por fin se cumplan nuestros deseos, no estemos preparados.
Sí, debemos evitar que el asunto nos pille desprevenidos, sin la técnica o los conocimientos necesarios para explicarlo, como inquilinos sorprendidos en pijama durante una reparación.

En Canadá, la novela de Richard Ford, Beverly y su mujer Neeva atracan un banco en Dakota del Norte, pero pocos días después ya no recuerdan para qué querían el dinero.

Anuncios

2 pensamientos en “Apuntes, 27 de febrero de 2014

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: